Le Fournil: Cuando la buena cocina se nota

Debo admitir, despúes de tantas desilusiones gourmet, cualquier nombre afrancesado provoca cuestionamientos en mi cabeza.

Últimamente, he tenido muchas celebraciones y por ende he tenido que hacer varias invitaciones a cenar. No crean que es porque soy una especie de mujeriego, sino por el contrario, cenas de trabajo, cierres de negocios, etc. En esta ocasión el motivo era festejar, por lo que decidí que el lugar sería el Le Fournil, ubicado en Dr. Manuel Barros Borgoño 41, Local 2, Providencia, Santiago, justo a la salida del Metro Manuel Montt y casi frente a un singular puesto de lectura de tarot (en otra ocasión escribiré sobre eso 😀 )

La ambientación es juvenil, con onda, buena iluminación, música agradable de fondo, una mezcla de sensaciones bien mezcladas que reconfortan tu estadia en los primeros minutos, justo, cuando estás en ese trance, aparece el garzón y ofrece la carta. La cual es variada, tablas, sandwiches, Vinos, Cervezas, Tragos, etc. Bien completa sin ser sofocante para uno como visitante / comensal

Como ibamos de paso, pedimos una tabla Tierra y Mar y otra de quesos.

Parece que mi mala suerte me precede, porque el garzón que nos atendío tardo una enormidad en atendernos, tomar el pedido y traer los tragos y cerveza.

Mientras pasaban ideas por mi cabeza sobre esta singular situación esperaba con ansias que la comida sea rica, que uno despúes hablara de esto.

Tras varios minutos, llegaron las tablas, abundantes, bien presentadas que invitaban a degustar de inmediato, cosa que así fue, bueno por lo menos para mí ( 😀 )

En la tabla de Tierra y Mar, la preparación de Champignones, tomate, era toda una delicia, que exquisito, un agradable sabor a oliva envolvía estos productos de una agradable manera, sin duda, quede fascinado con aquella simple mezcla, pero que el sabor era único, algo de lo que hablar despúes.

Para los que probaron el jamón serrano que venía en aquella tabla, dijeron que estaba delicioso.

La tabla de quesos, exquisita, acompañada de un buen vino, hizo una diferencia enorme, calidad de comida en cada bocado que se notaba.

Sin duda, una excelente experiencia que tendrá que ser repetida, ya que ha cautivado mi paladar y mi pensamiento.

Consumo promedio por persona aprox.:

  • $13.000

Medios de pago:

  • Efectivo
  • Red Compra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *