Pancho Causeo, un lugar detenido en el tiempo

Como ya es tradición, realizamos nuestro almuerzo rutero el último día del año, en algún lugar típico chileno. Esta vez fue el Pancho Causeo, Picada que sonaba en nuestra lista desde hace ya bastante tiempo. Esta picada enclavada en la popular  comuna de Estación Central, Avda Ecuador 4102, Santiago, reune todo lo característico de un lugar con tradición, me refiero al clásico local a la antigua, en el cual cuando entras parece que te transportas al siglo pasado tanto en la ornamentación como en los sabores.

Parrillada al disco, un sabor único en Pancho Causeo.

Así es, parrillada al disco fue nuestro pedido principal, acompañado de ensalada chilena papas cocidas y papas fritas. Desde que lo solicitamos hasta que llego estimamos un tiempo justo de espera claramente acompañado del ya clásico (de estos almuerzos) Borgoña, aquí me detendre antes de hablar de la Discada.

El Borgoña que pedimos fue una jarra de 2,5 litros y debemos comentarles que esta dentro de los tres mejores borgoñas que hemos probado, de verdad es algo que nos llamo mucho la atención ese día, un dulzor exacto, buen vino, ricas frutillas.

Bueno, sigamos con lo principal, la parrillada al Disco de este lugar sin lugar a dudas de gran nivel y abundante, en su contenido tenia Chuletas de Cerdo, Costillar de cerdo, Chunchules y carne de vacuno. Todo muy bien preparado y aliñado quizás la chuleta un poco dura, pero sumando y restando buena de todas formas, la ensaladas bien nada que decir, si tenemos que mencionar que el Borgoña de la primera rueda se hizo poco y por lo cual solicitamos esta vez la jarra de 1,8 litros y acá me detengo ya que fue el punto negro del almuerzo, en primer lugar el borgoña no tenia el mismo sabor que la primera jarra, le falto ese toque dulce preciso que tenia el primero y en segundo lugar la jarra decía 1,5 litros, siendo que la carta decía 1.8, lo que generó nuestro justificado reclamo y como solución nos dieron medio litro de borgoña.

Recomendamos ir a este lugar lleno de mística en sus murallas y su excelente cocina criolla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *