La flor de la Canela: almuerzo con sazón peruano

Tallarines rojos con pollo - La Flor de la Canela
Tallarines rojos con pollo – La Flor de la Canela

Ubicado en Paris 830, Santiago, este restaurante ofrece un menú muy razonable para su precio, buen sabor y en cantidades justas.

Siguiendo con los restaurantes en el sector de Paris y Londres llegamos a este lugar, ofrece un menú con tres opciones que incluye entrada, plato de fondo, jugo y postre más el pancito y las salsas típicas de los restaurantes peruanos por $3.500, sólo efectivo.

Con la entrada no quedé muy contento, ya que decía caldillo de congrio, pensé es una entrada debe ser algo livianito o una nueva forma de preparar este plato, pero no fue así, fue paupérrimo, era una sopa de mariscos básicamente, donde la papa, el trozo de congrio o esa contextura espesa eran inexistentes, esta entrada me dejó con un mal presentimiento para el plato de fondo.

El plato de fondo fue tallarines rojos con pollo, no pregunté la particularidad de este plato par ano hacerme ninguna expectativa, fue lo mejor, ya que por la vista entra la comida y en este caso mi vista no se equivocó, se veían y estaban bien sabrosos, con una salsa que no logré captar pero era bien buena que daban el color rojizo al plato, venia con un pollo al horno bien dorado y fresco, este plato salvó la crítica. En términos generales la comida buena sólo un poco fría para mi gusto.

Respecto al lugar es más bien pequeño o tal vez no muy bien organizados los espacios, un poco oscuro para mi gusto, limpio y sin olores a cocinería. La atención podría ser mejor pero luego pienso que la impersonalidad de las garzonas puede ser por un tema de estar sobrepasadas, 2 personas para 15 ó 20 mesas es un exceso, aún así la atención fue muy rápida.

En resumen, rápido, barato y sabroso… si volvería a ir? Probablemente sí, para darle una segunda oportunidad con platos más calientes y típicos de Perú, para que estamos con cosas, a mi no ma’ se me ocurre pedir el “Caldillo de Congrio” en un restaurante tipo Peruano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *